Flores de Bach

Dr Edward Bach – la terapia basada en esencias florares; Flores de Bach

 

Las Flores de Bach son una serie de esencias naturales utilizadas para tratar diversas situaciones emocionales, como miedos, soledad, desesperación, estrés, depresión y obsesiones. Fueron descubiertas por Edward Bach entre los años 1926 y 1934.
El Dr. Bach era un gran investigador, además de médico y homeópata. Experimentó con diversas flores silvestres nativas de la región de Gales, en Gran Bretaña, de donde él era originario, hasta encontrar 38 remedios naturales, cada uno con propiedades curativas para distintos problemas emocionales. A estas 38 flores se les llaman Flores de Bach.
Las Flores de Bach también reciben el nombre de esencias florales de Bach y de elíxires florales de Bach.
Su teoría era que las enfermedades físicas tienen un origen emocional, y que si los conflictos emocionales subsisten por mucho tiempo, la enfermedad del cuerpo empieza a aparecer, Sin embargo, al restaurar el equilibrio emocional se resuelve la enfermedad física. Fue de esta forma que desarrolló la Terapia de las emociones.
 
Después de más de 70 años, las Flores de Bach han sido probadas como un magnífico sistema para tratar los problemas físicos, mentales y emocionales de los seres vivos.
 
Una corta biografía del doctor Edward Bach
 
 
1886 – Nació el 24 de septiembre en Moseley, cerca de Birmingham, Inglaterra.
1913 – Hospital del Colegio Universitario, oficial médico de accidentes, Hospital Nacional de la Temperancia, cirujano en jefe de accidentes, Hospital del Colegio Universitario, bacteriólogo asistente.
1914 – Hospital del Colegio Universitario, médico a cargo de 400 camas para heridos de guerra, Hospital del Colegio Universitario, demostrador y asistente clínico en bacteriología.
1918 – Recibió un permiso no oficial para inocular a los soldados con la vacuna contra la influenza. Renunció al Hospital del Colegio Universitario. Llevó a cabo investigaciones privadas en su propio laboratorio en Nottingham Place, Londres.
1919 – Patólogo, bacteriólogo en el Hospital Homeopático de Londres.
1922 – Renunció al Hospital Homeopático de Londres para manejar su laboratorio privado en Park Crescent, Pórtland Place, Londres. Abrió su consultorio en Harley Street, Londres.
1928 – Descubrió el primero de los 38 remedios durante un viaje a Gales en el mes de septiembre.
1930 – Renunció a sus laboratorios y a su práctica en Londres para dedicarse a la búsqueda de nuevos remedios durante la primavera. Descubrió un nuevo método de potencialización durante el verano en Gales, donde intuyó que la autentica razón por la que enferman las personas reside en el ánimo humano.
 
“Toda enfermedad”, decía, “No es mas que la manifestación física de un malestar, de un trastorno debido a una condición mental que altera el equilibrio del cuerpo”.
En aquella época se convenció del hecho de que, dado que en la naturaleza reina una armonía perfecta, seguramente sería posible hallar en ella los remedios necesarios para establecer el equilibrio en todas las criaturas: de hecho, identificó seis flores dotadas de evidentes propiedades terapéuticas con las que creó sus primeros remedios.
De vuelta en Londres, decidió cerrar su consulta, ceder sus pacientes y el fruto de sus investigaciones a sus colegas y volver definitivamente a Gales.
Allí, en el silencio armonioso de la naturaleza y utilizando el espacio de meditación y el conocimiento interior, desarrollo aun más su gran sensibilidad, todo lo cual le permitió percibir las vibraciones y propiedades curativas de la flores.
Las herramientas fundamentales de su investigación no fueron alambiques, tubos de ensayo e instrumentos de laboratorio, sino simplemente la intuición.
Escribió el libro Cúrate a ti mismo, en el que explicaba como la enfermedad corporal puede derivarse de un estado de ánimo negativo que acaba interfiriendo en el equilibrio de la personalidad.
1931 a 1932 – Descubrió los últimos tres remedios de la serie original de los 12 remedios, Y publicó su primer folleto.
1933 a 1934 – Descubrió cuatro remedios más en Cromer, Inglaterra.
1935 – Se trasladó a Sotwell, donde se encuentra el actual Centro de Salud. Dr. Edward Bach.
1936 – Murió en Sotwell, el 27 de noviembre.
 
 Las Flores de Bach y su origen
 
¿Alguna vez ha observado a personas paralizadas por el miedo? ¿Ha escuchado a alguien remontarse a tiempos pasados donde las cosas eran mejores? ¿Se siente impaciente, tenso o deprimido? Los miedos, los traumas, la soledad, la falta de amor, la frustración, la desesperación y el resentimiento son emociones que han estado con nosotros desde tiempos inmemorables. Sin embargo, en esta época de notables avances tecnológicos, todavía tenemos que lidiar con ellas día con día. Esto no necesariamente es algo malo, pues nos ayudan en nuestro aprendizaje y superación personal. ¿Pero que sucede cuando sufrimos estas emociones durante todos los días durante muchas semanas, meses o incluso años? ¿Cuál es el efecto que tienen en nuestra mente y en nuestro cuerpo?
 
La investigación del Dr. Bach
 
Para Edward Bach, estás cuestiones le llenaban de preocupación. Él era un médico del país de Gales, en Gran Bretaña. Después de graduarse en Londres como médico, realizó notables trabajos de investigación en bacteriología. Como médico, tenía un enorme deseo de ayudar a las personas, pero no estaba del todo convencido de la medicina que practicaba. Así que se dedicó a la búsqueda de algún método menos agresivo, más sutil, benigno y suave. Fue entonces que tuvo contacto con la Homeopatía, en la cual también se destacó como médico e investigador, recibiendo el reconocimiento de sus colegas.
 
Después de algunos años de practicar la medicina en Londres con mucho éxito, se encontró con un hecho curioso: algunos pacientes que tenían la misma enfermedad tenían algunas otras características similares, como su postura, su forma de hablar, sus gestos y sus expresiones. Empezó entonces a analizar a sus pacientes no solo por sus enfermedades y síntomas, sino por sus personalidades. Por supuesto, necesitaba de un remedio para cada tipo de personalidad.
 
Esta investigación lo llevó a probar con sus pacientes algunos remedios basados en flores que recogió durante unas vacaciones en Gales. Obtuvo tan buenos resultados al prepararlos de forma homeopática, que decide mudarse definitivamente a Gales, para sumergirse en el desarrollo de una nueva medicina. De forma intuitiva empieza a recoger flores que percibe adecuadas para resolver los problemas de cada una de las personalidades que ha identificado.
 
El método que usa para preparar sus tinturas también es novedoso: en lugar de tomar los extractos de las flores y empezar a hacer diluciones, como se usa en homeopatía, simplemente recoge el rocío que ha quedado depositado en las flores por la mañana, y lo usa como tintura madre. Para su asombro, este rocío es suficientemente poderoso como para crear efectos significativos en las personas.
 
Después experimenta sumergiendo algunos de los brotes de las flores en un frasco de cristal lleno de agua mineral, y dejándolos en el sol durante algunas horas, permitiendo que el sol transmita la energía de las flores al agua mineral, la cual queda convertida en tintura.
Después de experimentar los efectos de algunas tinturas de flores consigo mismo, y luego con plantas y animales, empieza a probar sus remedios con pacientes, recetándoles remedios de acuerdo a su tipo de personalidad en lugar de a sus síntomas. Debido a los sorprendentes resultados que obtiene, decide tomar una nueva filosofía en su investigación: Para corregir una enfermedad física, es necesario primero corregir los problemas mentales y emocionales del paciente.
 
A pesar de que esta idea es prevaleciente en muchas filosofías y medicinas tradicionales, era completamente novedosa en su práctica y la de sus colegas. Bach pensaba que el tratamiento de las emociones y la mente son fundamentales al momento de tratar las enfermedades físicas. Al momento de corregir los problemas emocionales, los problemas físicos pueden resolverse más fácil y rápidamente, y sin riesgo de que vuelvan a presentarse. A pesar del énfasis que se la ha dado al sistema floral de Bach para resolver los problemas emocionales, no debe de olvidarse su utilidad para corregir problemas físicos.
 
Es así como logra reunir 38 remedios, cada uno con una aplicación específica para un tipo de personalidad, cada una con problemas mentales o emocionales. Estos 38 remedios están compuestos por 34 flores silvestres, 3 flores de cultivo y el último no es una flor, sino agua de manantial.
Así, el Dr. Bach desarrolla una nueva medicina, sutil y eficiente, pero sobre todo relacionada con uno de los campos más descuidados por la medicina tradicional: las emociones. Además, es un sistema holístico, es decir integral, pues reúne la mente y las emociones con el cuerpo del paciente.
 
Lo que el Dr. Bach nos ha dado es una poderosa herramienta para la salud. Basta con tomar unas gotitas de los remedios florales para que una persona pueda superar miedos, depresión, impaciencia, soledad o traumas del pasado, entre muchos otros problemas emocionales, encaminándola a resolver los problemas físicos asociados con esas emociones. Queda entonces la responsabilidad de sanarnos a nosotros mismos en todos los aspectos de nuestra persona.
 
Cómo funcionan las Flores de Bach
 
El método se basa en el uso de treinta y ocho remedios naturales, derivados de las flores, que inciden sobre las vibraciones energéticas más sutiles del Ser humano.
Con la asimilación de los remedios, que carecen de efectos secundarios y no interfieren con los medicamentos, se obtiene una mayor resistencia a los trastornos físicos, así como una mayor serenidad y aceptación de uno mismo.
Pero ¿por qué precisamente las flores?, pues porque la vida de la planta se concentra en sus flores y es que la flor donde está la semilla que después vuelve a la tierra para regenerarse de nuevo.
Así, podemos apreciar cómo, al relacionarnos con las flores y la preparación de los remedios, actuamos a través de los cuatro elementos fundamentales que regulan la armonía de nuestro planeta:
-la tierra, que proporciona a la flor apoyo y alimento, y a nosotros nos da conciencia y sostén; sin la tierra, no podríamos existir, por lo menos tal como somos ahora;-el aire, que nos alimenta;

-el fuego, que se expresa con toda su fuerza, a través también del sol que nos nutre y nos regenera, y es un elemento indispensable en la preparación de los remedios;

-el agua, que nutre la planta y es determinante para la vida de todo el planeta y también para nosotros, dado que nuestro cuerpo está compuesto en un ochenta por ciento por agua y, además, porque los remedios se preparan utilizando el agua como elemento base.

Así es como toda la naturaleza de los remedios se expresa a través del vínculo con los cuatro elementos que se encuentran en la base de la vida misma y son, por lo tanto, determinantes e imprescindibles.

No existe curación posible si no va acompañada por una actitud mental distinta, por la tranquilidad y la felicidad interior.
La única condición que debe tener en cuenta quien experimenta por sí mismo este método es que aprenda a reconocer honestamente los propios estados de ánimo, asociarlos con los remedios y confiarse a ellos para recuperar el bienestar.
 
Bach consideraba que estas flores pertenecen a un “orden superior”, por cuanto cada una de ellas canaliza una vibración energética que responde perfectamente a determinadas características del ánimo humano. Las treinta y ocho flores, por tanto, se relacionan con el paciente en función de un intercambio energético que podría definirse como “chispa divina”, o también como “potencial espiritual”, y que se clasifican de acuerdo con este potencial.
Por lo tanto, cuando un obstáculo se interpone entre nuestra personalidad y nuestro potencial espiritual, nuestro campo energético produce una vibración distorsionada que, con el tiempo, puede degenerar y activar un malestar de tipo físico.
 
El objetivo prioritario de las flores es el de relacionarse con nuestras características básicas, para devolverlas a su primitivo equilibrio y, por consiguiente, y a través de su vibración energética beneficiosa, recordándonos quiénes somos y cuáles son nuestras autenticas potencialidades.
Así, restablecidos, podremos por fin volver a alcanzar aquellas características primarias que forman nuestro bagaje de recursos, y que nos permiten reconocer nuestra unidad y nos confieren integridad.
 
Las Flores de Bach y el origen de la enfermedad
 
 
Uno de los aspectos más notable de la terapia floral de Bach es la búsqueda y el tratamiento del origen verdadero de la enfermedad. Cuando nos enfermamos, normalmente buscamos un remedio rápido y eficaz para sentirnos mejor, pero casi nunca nos ponemos a pensar en el verdadero origen de esta enfermedad. Por ejemplo, si nos da gripe, normalmente lo asociamos con algo externo, como lo es el virus de la gripe o el que nos hayamos mojado, tomado una nieve o salido a la calle una noche en que hacía frío. Estos factores pueden ayudar a que nos enfermemos, pero no siempre que nos mojamos o convivimos con una persona con gripa nos enfermamos, así que debe de haber otro factor, y ése es el factor emocional.
Cada vez son más las investigaciones que comprueban lo establecido por el Dr. Bach: las emociones tienen un efecto profundo en nuestra salud. No solo afectan al sistema inmunológico, sino que crean predisposiciones a muchas enfermedades. Prácticamente a cada enfermedad se le ha asociado una emoción negativa.
Por ejemplo, emociones como el odio, la envidia y el resentimiento están relacionados con enfermedades como el cáncer y la diabetes. Las enfermedades de la piel se relacionan con la falta de autoestima. Siempre que hay cambios en el estilo de vida hay tensión emocional, lo cual debilita el sistema inmunológico, que a su vez propicia el desarrollo de enfermedades.
Es allí donde las flores de Bach muestran su valor. No solo sirven para resolver el problema emocional, sino también la causa emocional de la enfermedad. Mientras algunas terapias pueden simplemente aliviar los síntomas, las flores de Bach resuelven su verdadero origen. No por esto debe de dejar de tratarse la enfermedad a nivel físico, pero si no se resuelve el problema emocional, es muy probable que con el paso del tiempo el problema físico vuelva a aparecer.
Una vez que entendemos que las enfermedades tienen su origen en las emociones, podemos analizarnos a nosotros mismos hasta encontrar cuales fueron las emociones que provocaron la enfermedad. Por ejemplo, si tenemos gripe, podemos recorrer las emociones y experiencias del pasado que nos han llevado a esta enfermedad. Puede ser una simple tensión emocional pasajera, por aspectos familiares, escolares, o de trabajo, pero lo suficientemente poderosa como para debilitarnos lo suficiente para que la enfermedad física se presente. Una vez que tomamos conciencia de ello, es más fácil y rápido superar la enfermedad.
 
De esta forma, podemos entender a las enfermedades no como castigos o errores, sino como oportunidades para superarnos emocionalmente. Lo más deseable es que continuamente nos observemos para conocernos a nosotros mismos, superando así nuestras limitaciones y alzando una mejoría personal. Pero si no nos auto-observamos, entonces aparece la enfermedad, como si nuestro yo interno nos dijera: “¡Oye, me estás descuidando!”
Ahora, no siempre es fácil identificar esas emociones, y mucho menos superarlas. Entonces usamos las flores de Bach, ofreciendo al cuerpo un estímulo adicional para superar nuestros miedos, resentimientos y traumas, por ejemplo.
 
¿Cómo puedo saber que flores tomar?
 
Elegir la flor adecuada supone estar en condiciones de actuar sobre uno mismo y sobre los demás para ayudarles a crecer espiritualmente. Significa asumir que, de este modo, se empieza a tomar conciencia de la propia vida para actuar y aprende a reconocer cuáles son los propios desequilibrios. Significa, por último permitir que las flores se relacionen con nosotros, equilibrándonos y a la vez sugiriéndonos una nueva forma de afrontar la vida cotidiana y las relaciones con quienes nos rodean.
Para lograrlo, debemos primero ser capaces de trabajar con constancia sobre nosotros mismos, para aprender a reconocer nuestros estados de ánimo, incluso el más profundo, y por consiguiente activar el proceso de curación.
Un proceso que, en apariencia, debemos emprender solos, pero que, realmente, nos permite sentirnos parte del mundo, iguales a todas las demás criaturas y, sobre todo, conscientes del hecho de que nuestros errores son parecidos a los de tantos otros y que a través del reconocimiento de los propios desequilibrios, se accede ala comprensión universal. De este modo, un acto de amor hacia nosotros mismos se transforma en un acto de amor y de comprensión respecto a los demás. Hay que acabar, en suma, con el hábito de comparar y confrontar todo con nosotros mismos y adoptar una nueva actitud.
Debemos afrontar los retos que nos depara el destino con decisión, conscientes de que hemos de llevar a cabo una misión concreta en esta vida. De hecho, esos obstáculos nos permiten adquirir un reconocimiento más profundo sobre la realidad.
Una premisa de este tipo nos lleva a considerar que la elección de la flor adecuada esta estrechamente relacionada con nuestra habilidad para actuar como mediadores entre las propiedades de la flor y nuestra propia capacidad de comprensión, que debe carecer de proyecciones y prejuicios o, peor aún, de recelos y que, a su vez, debe estar dirigida por un cierto reconocimiento tanto de las flores como de las distintas sintomatologías.
Veamos cuáles son los sistemas más usados para identificar la flor más adecuada o para la correcta mezcla de los remedios.
Contamos con dos posibles métodos: El Método Racional y el Método Intuitivo.
 
El método racional
Este sistema consiste en efectuar un análisis de los trastornos físicos y emotivos del paciente.
Existen diversos métodos para llevarlo a cabo.
 
EL CUESTIONARIO
 
Se trata de un sistema muy práctico que consiste en preparar una lista de los remedios posibles y un pequeño cuestionario que tome en consideración una serie de trastornos en el que se marcaran con una cruz todos aquellos que no se correspondan con la manera normal de sentir y percibir de las personas en cuestión.
Una vez acabado el test, y partiendo de la lista de remedios, pondremos al lado de cada flor tantas cruces como veces aparece en el repertorio junto a los trastornos señalados. La suma final nos permitirá identificar las flores implicadas en mayor número.
En este momento tan sólo quedará decidir cuál es la terapia más eficaz y correcta.
 
EL COLOQUIO
Otro sistema consiste en una simple charla, durante la cual, a través de las respuestas que nos proporcionará la persona, podremos reconocer el problema principal y, por consiguiente, la flor o las flores más adecuadas.
 
EL ANÁLISIS
Por el contrario, por lo que respecta a la elección efectuada personalmente, lo mejor es, además del cuestionario, leer con atención, con el corazón abierto y dispuesto a la búsqueda, la descripción de las flores, para identificar a qué tipología pertenecemos y, en consecuencia proceder a un examen más profundo de nosotros mismos.
En cualquier caso, recordemos que no hay flores correctas y flores equivocadas, sino flores más o menos adecuadas. En el caso de que el diagnóstico fuera incorrecto no sufriremos daño alguno.
Simplemente, nuestro superconsciente identificará esa flor como innecesaria. Sea como fuere, no hay que temer que una flor inadecuada pueda provocarnos un desequilibrio que no sufríamos antes. No es así como funciona la energía y la vibración de las flores. En realidad, se trata de una energía que trabaja únicamente de manera positiva y que, por definición, no puede aumentar el desequilibrio.
 
El método intuitivo
Los métodos intuitivos son múltiples, desde la elección casual de la botellita hasta el uso del péndulo.
Estos métodos tienen la ventaja indudable de desconectar la mente de cualquier análisis, perjuicio u otra prevención.
Con estos métodos, confiamos en la energía para acometer la indagación, dejándole que realice un trabajo que, en caso de hacerla nosotros, seguramente sería más imperfecta.
En lo que respecta al ambiente en el que debe procederse a esta indagación, comentaremos que obviamente, no es preciso guardar las flores en una habitación especial; de todos modos, no estaría de más que se desarrollara en un lugar confortable y apartado, más aún si decidimos adoptar el sistema intuitivo. Evitaremos cualquier tipo de distracción: una mesa llena de objetos inútiles, trasiego de gente, teléfonos que suenan, etc.
Si es posible, pondremos un poco de música suave y relajante.
 
Cómo preparar los remedios de Flores de Bach
En un frasco con gotero de 25 o 30 ml. se pone, entre 1/4 y 1/8 del frasco con Brandy. Luego se llena con agua purificada.
En este medio inerte se agregan 2 gotas de cada tintura de la flor o las flores que se quieran preparar.
Se agita levemente y el remedio está listo para tomarse.
Es importante seguir ciertas recomendaciones al combinar las flores de Bach.
Después de esto, lo que resta es saber como tomar las flores de Bach.
Según algunos estudios, el brandy es lo mejor para preparar las flores de Bach, pero pueden usarse otros licores, alcohol homeopático, vinagre, glicerina vegetal, etc.
 
¿Quién puede decidir que flores necesito?
Cualquier persona puede aprender a elegir los concentrados florales de Bach adecuados. Esto es válido, con muy pocas excepciones, para los casos de autotratamiento y de preparación de mezclas florales para personas de nuestro entorno familiar y circulo de amistades, y para estados agudos, como por ejemplo, problemas escolares, discusiones familiares o dificultades en el lugar de trabajo.
Pero hay que desaconsejar expresamente el tratamiento de personas desconocidas (tratamiento a extraños). Para que la terapia de Bach tenga éxito, es importante que el terapeuta tenga una formación especializada. Una persona que ha experimentado en sí misma el efecto positivo de las flores de Bach está deseosa de acudir presurosa en auxilio “del mundo entero”. Sin embargo, para poder ayudar realmente de un modo cualificado a otras personas, se necesita algo más que el puro entusiasmo.
Además de una capacidad de observación y de una intuición muy por encima de la medida, así como de una gran capacidad de comprensión, se requiere también la capacidad de mantener un distanciamiento crítico, mucha experiencia y una sólida técnica para el diálogo. Ni siquiera los profesionales poseen todas esas cualidades en la medida suficiente. De ahí que haya que ser también muy crítico al elegir el terapeuta adecuado.
 
¿Se pueden combinar las flores?
 El sistema de Flores de Bach es armónico en sí mismo. Todas las esencias pueden combinarse entre sí, hasta el extremo de que determinadas flores, adecuadas para estados de ánimo aparentemente contradictorios, pueden utilizarse juntas en una mezcla. Incluso puede decirse que este tipo de estados a primera vista “opuestos”, se dan juntos con la relativa frecuencia.
 
¿Cuántas flores se pueden tomar combinadas?
Muchas personas, al conocer todo lo que hacen las Flores de Bach, sienten que deben de tomar todas las flores, o al menos, una gran cantidad de ellas.
Si las flores no tienen efectos secundarios, podríamos pensar en hacer una combinación con muchas flores. Pero se ha observado que mientras menos flores se den al mismo tiempo, su efecto es más rápido, profundo y duradero. Es por esto que normalmente es preferible hacer un mejor diagnóstico y dar pocas flores en lugar de muchas.
El criterio es: Primero tratar los más urgente y de mayor importancia para el paciente, y luego se pueden ir tratando los demás problemas.
Esto requiere de disciplina por parte del paciente, pues si son muchos los problemas emocionales, el tratamiento puede ser largo para poder acabar con todos los problemas.
El máximo recomendado por el Dr. Bach es de 7 flores al mismo tiempo.
Sin embargo, no existe en la actualidad una respuesta de validez general; es preciso decidir en cada caso. Al inicio de una terapia con las flores de Bach puede suceder, por ejemplo, que el número de flores orientativo que se recomienda habitualmente (de cinco a siete) no sea suficiente. También, y sobre todo en el caso de los principiantes, cuando se duda entre una y otra flor, es mejor incluir ambas en la mezcla en lugar de descartar una flor, quizás importante, lo que podría dar lugar a poner en duda el efecto de toda la mezcla. Las flores elegidas que no sean adecuadas, no producirán ningún efecto en la mezcla. Por otro lado, no es aconsejable elegir innecesariamente un gran número de flores de acuerdo con el principio “a mayor cantidad mayor efecto”.
La experiencia demuestra que el número de flores de Bach que se necesitan va reduciéndose a lo largo de la terapia, conforme desaparecen los problemas más superficiales y solo van quedando los más profundos.
 
¿Se pueden combinar las Flores de Bach con otros sistemas florales?
En general nuestra recomendación es que no. Hay algunos sistemas más completos y más abiertos, con flores para estados emocionales muy específicos, y que agregan flores continuamente, y es común el querer combinarlo con las Flores de Bach. Pero otros sistemas florales, aunque también muy efectivos, tienen características diferentes.
 
Qué problemas pueden haber con otros sistemas florales
·    A veces las flores usadas en algunos sistemas están comprometidas kármicamente, como la flor de la Amapola usada para fabricar heroína. Otras flores han sido usadas para rituales de brujería o magia negra, también deben de evitarse.
·    Hay flores con actividad nocturna o lunar en lugar de diurna o solar. Estas deben de evitarse.
·    Las flores de plantas venenosas no deben de usarse.
·    Las flores de algunos sistemas pertenecen a plantas parásitas de otras plantas. Estas flores pueden tener problemas.
·    Otros sistemas incluyen esencias de cristales, de colores, de sentimientos, etc., cuya energía no necesariamente armoniza bien con las Flores de Bach. En general deben de evitarse las esencias de cristales y minerales, aunque pueden usarse los cristales externamente en el cuerpo.
·    Algunos sistemas provienen de ambientes con climas muy distintos al de las Flores de Bach, por ejemplo las Flores del Desierto. Aunque estos sistemas pueden ser muy efectivos, tienen una energía diferente al de las Flores de Bach.
·    Lo mismo sucede con los sistemas algunos países, cuya energía es muy distinta a la del país de origen de las Flores de Bach, por ejemplo, las de Australia o de África.
El único sistema que recomendamos para combinar con las Flores de Bach es el de Flores de Saint Germain. Este sistema tiene una vibración muy similar a la de las Flores de Bach.
 
¿Cómo y cada cuánto tiempo debo tomar las Flores de Bach?
 
Dosis
La norma general es tomar cuatro gotas, cuatro veces al día.
Recomendaciones de horarios
Alejadas de los alimentos. El sabor de los alimentos interviene con el efecto de las Flores de Bach.
Las Flores deben de tomarse 10 minutos antes o 10 minutos después de las comidas.
Cada persona debe de elegir el momento en que pueda tomar las Flores de Bach, pero es recomendable que las dosis sean espaciadas y siempre a la misma hora.
Dos momentos en los que las Flores son particularmente efectivas es justo después de despertar y justo antes de dormir. Es por eso que recomendamos tomar las flores en estos momentos.
Un ejemplo de horarios para tomar las Flores de Bach sería:
1.    Justo después de despertarse.
2.    A media mañana.
3.    A media tarde.
4.    Justo antes de dormir.
En nuestra experiencia, algunas personas cargan las Flores consigo, pero se olvidan de tomarlas durante el día. También sucede que se olvidan de tomarlas durante el día y quieren tomar las cuatro tomas media hora antes de dormir, en lugar de espaciarlas en el día.
Tip: Como en todas las terapias, para que las Flores funcionen es necesario usarlas. Si encuentra que en su vida cotidiana se olvida de tomar las Flores durante el día, es preferible dejarlas junto a su cama, y solo hacer 2 tomas, una justo después de despertarse y otra justo antes de dormir.¿Qué hacer si me enfrento a una situación difícil o de emergencia?
 
Por ejemplo, si está tomando Flores de Bach para enfrentar el miedo a hablar en público, y en cierto momento tiene que enfrentarse a esa situación, puede aumentar la frecuencia de las tomas. Puede tomar las flores cada 10 minutos, una o dos horas antes de su plática o presentación.
Otro ejemplo: Está tomando Flores de Bach para olvidarse de una relación amorosa que ya terminó, pero que le sigue generando conflictos emocionales, como miedo a una nueva relación, depresión, tristeza profunda, ira o preocupación. De repente, esta persona le habla por teléfono, y usted presenta nerviosismo. Entonces puede tomarse una dosis de Flores de Bach cada diez minutos, hasta que desaparezca el nerviosismo.
También puede tomar las Flores de Bach justo antes de una operación, o durante el trabajo de parto, cada diez minutos.
 
Si es la primera vez que se toman Flores de Bach
 
La primera vez que una persona toma Flores de Bach, es recomendable que se sensibilice rápidamente. Esto se hace de la manera siguiente:
1er. día:
1.    Tomar cuatro  gotas cada 10 minutos, durante la primera hora.
2.    Tomar cuatro  gotas cada 20 minutos durante la segunda hora.
3.    Posteriormente tomar cuatro gotas cada hora, durante el resto de ese día.
2do. día:
Tomar cuatro gotas cada hora, durante todo ese día.
3er. día en adelante:
Debe de tomar cuatro gotas, cuatro veces al día, a partir de este día, yen todos los días posteriores.
Esto es necesario para que el paciente se adapte al remedio, haciendo que su acción sea más eficaz, sensibilizándolo.
A veces el paciente no puede cumplir cabalmente este proceso de sensibilización y tiende a repetirlo o a abandonar el tratamiento. En estos casos, lo recomendable es que inicie el tratamiento en la forma normal de cuatro gotas, cuatro veces al día.
Después del primer frasco de Flores de Bach, Las soluciones deberán tomarse normalmente, cuatro veces al día, hasta que el frasco  se termine.
 
 
¿Se puede incrementar la cantidad o frecuencia de las tomas?
En algunas ocasiones es necesario reforzar la acción del remedio, por lo que se puede incrementar la frecuencia de las tomas dependiendo de la situación del paciente, pero de ninguna manera se deberá modificar la dosis de cuatro gotas. Esto es, siempre deberán tomarse cuatro gotas, aunque se tomen más de cuatro veces al día.
En los casos de emergencia, o si se está enfrentando a una situación difícil, pueden tomarse cuatro gotas cada 5 minutos durante la primera media hora; durante la segunda media hora se puede incrementar la frecuencia a 10 minutos; posteriormente a 20 minutos y una vez superada la emergencia se deberá suministrar en la forma clásica de cuatro gotas, cuatro veces al día.
Repetimos, se puede incrementar la frecuencia, pero siempre se toman cuatro gotas.

Tiempo en que tienen efecto las Flores de Bach

Una terapia con las flores de Bach siempre transcurre de forma completamente individual, es decir, el modo en el que se desarrolla depende en cada caso del estado de la persona. El desarrollo de cada individuo estará condicionado por la estructura de su personalidad. Según la experiencia, las personas que por temperamento son más bien lentas reaccionan también con lentitud a los impulsos de las flores de Bach. Otras, por el contrario, perciben una reacción ya después de la primera toma.
La experiencia práctica de más de 60 años con la terapia de las flores de Bach ha permitido reunir un gran número de interesantes observaciones en lo que se refiere a las reacciones que se producen al tomar las flores de Bach. Algunas personas ya sienten un efecto inmediato, la primera vez que las toman; puede ser, por ejemplo, una sensación de calor o de frío, o una agradable sensación electrizante. A veces se produce una clara sensación de desahogo, un suspiro de alivio o se tiene la impresión de que el entorno ha adquirido repentinamente una mayor claridad y grandeza.
Este tipo de reacciones demuestran que, quizás después de mucho tiempo, se ha podido recuperar el contacto con el propio Yo Superior; pero esas reacciones no se advierten necesariamente en todos los casos.

¿Cuándo no funcionan las Flores de Bach?

Como en todas las terapias, también en ésta hay cierto número de fracasos, que según el Centro Bach sería del 25% de todos los casos. Éstos pueden ser atribuidos a distintos motivos, a la poca capacidad de quien prescribe los remedios florales para encontrar las verdaderas dificultades del paciente o a la falta de perseverancia por parte de quien los toma. En otros casos, a la falta de un deseo verdadero de mejorar. Personas que no quieren, no van a mejorar. Pero no es necesario creer en esta terapia. Actúa igual aunque no se crea, siempre que se tome. De esto da fe el hecho de que hay personas que toman los remedios sin saberlo, como un acto de amor, de afecto, de quien, a pesar del desinterés del sujeto en cuestión, desea que esté mejor.
Si bien una parte fundamental de la terapia son las flores de Bach, otra es la entrevista con el paciente. El contacto personal, la posibilidad de sentirse escuchado, no solo oído, la posibilidad de descargar su peso, no puede ser obviado. Diría que la mayoría de los pacientes salen del consultorio diciendo “Ya me siento mejor, aun antes de tomar las flores”.
Algunas personas no se dan el tiempo suficiente para que las flores actúen. Al estilo de “tomo una aspirina y se me va el dolor de cabeza” esperan resultados inmediatamente. Empiezan hoy, y mañana ya llaman por teléfono diciendo que las flores no les hacen nada, quejándose del fracaso de esta terapia.
Los remedios florales actúan lenta y gradualmente. El desequilibrio también se fue instalando de la misma manera sin que la persona lo notara. Aun cuando ya hay signos visibles a veces tarda bastante en querer notarlos. El terapeuta no debe dejarse presionar por el apuro del paciente, ya que dar los remedios con una frecuencia muy alta para que actúen más rápido, fuerza los procesos evolutivos porque desbloquea de golpe. Hay que ser prudente, porque los cambios demasiado rápidos asustan y pueden producir una reacción en relación con su identidad.
En resumen, si tras tomar durante dos o tres semanas las Flores de Bach, no apreciamos ningún efecto, las causas del fracaso del tratamiento pueden ser de diverso orden:
·    La mezcla no era la adecuada: comparemos nuestros síntomas con las descripciones o bien, si hemos usado el método de test, probemos con el intuitivo.
·    Las expectativas eran exageradas: se tiende a veces a no apreciar los pequeños cambios que se producen y a olvidar el malestar que nos ha llevado a recurrir a las flores.
·    Falta de una disposición real que cambiar: en realidad, la disposición es sólo aparente, mientras que en nuestro interior seguimos conservando una actitud cerrada.

¿Hay Contraindicaciones de las Flores de Bach?

Hasta ahora, no se han descrito interacciones con otros fármacos.
Esta suposición parte de un malentendido, ya que los concentrados florales no son como los medicamentos habituales que contienen químicos.
A diferencia de estos, las Flores de Bach no contienen ningún químico o sustancia activa, solo contienen energía.
Los remedios de Bach son benignos en su acción; casi nunca pueden producir una reacción desagradable. En consecuencia, pueden prescribirse con seguridad y todos pueden usarlos. Esa fue la intención del Doctor Bach: que el hombre pudiera encargarse de su propia curación.
Los remedios de Bach pueden tomarse junto con cualquier otro medicamento con absoluta seguridad; no hay el menor riesgo de que produzcan efecto nocivo o entren en conflicto con otro medicamento.
Aunque tienen un poco de alcohol, la cantidad es muy pequeña. En cada toma de Flores de Bach, una persona consume hasta una gota de Brandy, lo cual es insignificante desde el punto de vista químico.

¿Hay reacciones secundarias?

Bueno, entendamos como efecto secundario “una consecuencia no intencional e indeseable, a una terapia o medicamento“.
Las flores de Bach y otras esencias florales si tienen efectos secundarios. Pero no son iguales a los efectos secundarios de los medicamentos convencionales por dos motivos:
1.    Se dan en una frecuencia mucho menos a los medicamentos convencionales.
2.    Los efectos secundarios son mucho más leves que los medicamentos convencionales.
Debido a esto, normalmente se consideran a las Flores de Bach libres de efectos secundarios. Pero la realidad es que si los tienen en una minoría de los casos.
Es importante entender que las Flores de Bach tienen diversos efectos deseables, principalmente:
1.    Ampliar nuestra conciencia
2.    Buscar una limpieza
Los efectos secundarios de las Flores de Bach pueden ser físicos,  mentales o emocionales.
Probablemente las reacciones secundarias de las Flores de Bach se manifiesten al igual que muchos otros fenómenos de la naturaleza, en los cuales antes de un cambio de estado hacia otro hay una inestabilidad que acentúa el estado anterior.
Neide Margonari, creadora del sistema brasileño de Flores de Saint Germain, explica que las esencias florales contienen mucha luz, lo cual puede provocar que se haga más evidente nuestra parte oscura, la sombra de la cual hablaba Carl Jung.

Limpieza y Catarsis

El proceso de limpieza de las Flores es catártico. Catarsis viene del griego katharsis, que significa purga o purificación. Este proceso puede manifestarse de diversas formas. De igual forma que una diarrea o vómito sirve para sacar toxinas o venenos del cuerpo, las Flores expulsan del cuerpo los efectos patógenos. Si esta expulsión puede llegar a ser más severa en ciertas ocasiones.
Esta catarsis no es  un efecto secundario, sino al contrario, un efecto deseable, aunque la forma en que se manifieste pueda ser molesta o desagradable.

Efectos mentales/emocionales

El efecto más observado es un incremento ligero del problema que se desea tratar al inicio de la terapia. Este incremento normalmente pasa rápidamente, durando a lo más unos cuantos días.
Otros efectos emocionales son: llanto incontrolable sin causa aparente, risa, euforia, ansiedad, sueño e insomnio.
También puede aparecer un deseo de estar en un ambiente tranquilo o solitario para dedicarse a la introspección.
A veces puede haber una repulsión por ciertas cosas o situaciones.

Efectos físicos

Las Flores de Bach pueden provocar cansancio físico, falta de energía, pérdida de apetito, dolor de cabeza, diarrea, erupciones en la piel y sudoración nocturna.

¿Que hacer si se tienen efectos secundarios?

Es importante entender que los efectos secundarios, aunque molestos, son positivos, y ayudan en el tratamiento con Flores de Bach.
La mayoría de los terapeutas recomiendan no suspender o disminuir la dosis, pues la reacción que se observa es señal de que las flores están actuando, y es necesaria para el proceso de sanación.

Cuando hay reacciones intensas, lo que sucede muy pocas veces, las opciones son:

1.    Eliminar la última dosis antes de dormir.
2.    Reducir el número de tomas diarias.
3.    Tomar Rescue Remedy por un tiempo, normalmente un frasco, por 2 semanas para sensibilizarse a la energía de las flores y hacer el proceso de limpieza más sutil.
4.    Cambiar la fórmula que se esté tomando. Pueden cambiarse las flores a algo más ligero, o si se está usando una combinación, reducir el número de flores.

Otros sistemas florales

En otros sistemas florales las reacciones secundarias son más frecuentes (aunque también raras) y más violentas. En particular el sistema de Flores de Australia (Bush Flower Remedies) y el del Desierto Florido de Chile tienen esta característica, probablemente por la energía tan fuerte del desierto en donde se preparan estos remedios.

¿Las Flores de Bach crean adicción?

Tomar las flores de Bach durante un tiempo prolongado, no crea habito ni adicción, ya que tanto por sus características como por su forma de actuar, las flores de Bach se diferencian básicamente de los medicamentos convencionales. Los concentrados florales actúan en un plano superior, contribuyendo a estabilizar una situación anímica que se ha desequilibrado. Tan pronto se ha restablecido el equilibrio, los remedios no tienen ningún efecto posterior y la experiencia demuestra que la persona pierde el interés por las gotas. Hasta el momento no se ha producido ningún caso de hábito. Así pues no debe temerse la adicción; al contrario, las flores de Bach nos ayudan a seguir desarrollando nuestra personalidad y a descubrir poco a poco nuestras capacidades interiores. Los viejos modelos anímicos negativos, como por ejemplo el convencimiento de tener que aceptar las propias debilidades anímicas, se reconocen de manera consciente y se transforman con la ayuda de la energía de las flores (en este caso Hornbeam), de manera que puede producirse un proceso de creciente independencia, autonomía y liberación.

Los 38 remedios florales de Bach

Existen 38 remedios comprendidas en el sistema floral del Dr. Bach Estos 38 remedios están compuestos por 34 flores silvestres y 3 flores de cultivo. El último no es una flor, sino agua de manantial (Rock Water).
 

Agrimony: Agrimonia
Agrimonia eupatoria

La flor de Bach de la confrontación. Para quienes ocultan sus sentimientos detrás de un rostro alegre.
Características de personalidad: Ocultan emociones tortuosas, problemas graves y angustia inconsciente tras una máscara de alegría y despreocupación permanente. Evitan discusiones y buscan armonía. Tienen tendencia a las adicciones, tabaco, drogas, alcohol, juego, trabajo, asumir riesgos, comida y compras, como mecanismo de escape a su tormento mental. Buscan ser aceptados. Si se enferman bromean al respecto.
Palabras claves: tormento mental; preocupación, ocultada a los demás.
Potencial: disposición a la confrontación.
Esta flor se necesita cuando la persona intenta ocultar los pensamientos torturadores y el desasosiego interior tras una fachada de alegría y despreocupación.
Posibilidades positivas de desarrollo: mayor sinceridad con uno mismo y con lo demás, y mayor capacidad para la confrontación cuando se producen conflictos.
“Para personas joviales, de buen humor, que gustan de la paz y se angustian ante las discusiones y las peleas hasta el punto de renunciar a muchas cosas con tal de evitarlas.
Aunque suelen tener preocupaciones e inquietudes y se sienten turbados en su mente y en su cuerpo, ocultan sus cuitas detrás de su buen humor y de sus bromas y se les considera buenos amigos. Con frecuencia toman alcohol o drogas en exceso, para estimularse y seguir sobrellevando sus tribulaciones con buen talante.”
Aplicaciones: Oculta emociones tortuosas, problemas graves y angustia inconsciente tras una máscara de alegría y despreocupación permanente. Evita discusiones y busca armonía. Tendencia a las adicciones, tabaco, drogas, alcohol, juego, trabajo, asumir riesgos, comida y compras, como mecanismo de escape a su tormento mental. Busca ser aceptado. Si se enferma bromea al respecto.

Aspen: Álamo temblón
Populos tremula

“Vagos temores desconocidos, para los que no hay explicación ni razón. También el paciente puede estar aterrorizado ante algo pavoroso que va a ocurrir, no pudiendo precisar de qué se trata. Estos miedos vagos e inexplicables pueden obsesionarlo de día y de noche. Los que los padecen suelen tener miedo a contar sus preocupaciones a los demás.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
La flor de la premonición. Para sentimientos y temores vagos y desconocidos que acusan aprensión y presagios ansiosos. Estos sentimientos son inexplicables.
Características de personalidad: Miedo a lo sobrenatural, a situaciones imprecisas que siente que lo amenazan, y a la muerte. Presagios. Agorafobia, claustrofobia.
Palabras claves: temores vagos de origen desconocido; aprensión. Ansiedad
Potencial: Sensibilidad consciente.
Esta flor se necesita cuando la persona se ve asaltada por miedos y premoniciones vagas e inexplicables, o en su interior teme algún tipo de desgracia amenazadora.
Posibilidades positivas de desarrollo: Adquirir la capacidad de valorar de forma realista la propia sensibilidad y aprender a manejarla mejor.
Aplicaciones: Miedo a lo sobrenatural, a situaciones imprecisas que siente que lo amenazan, y a la muerte. Presagios. Temor vago e inexplicable. Agorafobia, claustrofobia.

Beech: Haya
Fagus sylvatica

“Para quienes sienten la necesidad de ver más belleza y bien en cuanto les rodea. Y aunque muchas cosas parecen estar mal, tienen la capacidad de ver el bien en torno de ellos. Para poder ser más tolerantes, indulgentes y comprensivos con las distintas formas en que cada individuo y cada cosa tienden hacia su perfección.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
La flor de la tolerancia. Para quienes encuentran difícil tolerar o entender el modo que tienen otras personas de hacer las cosas, y son por consiguiente críticos y fácilmente irritables.
Características de personalidad: Tienden a ser intolerantes y a criticar despiadadamente. Juzgan sin sensibilidad ni comprensión. Arrinconan. No soportan las ideas y costumbres diferentes a las suyas.
Son arrogantes.
Potencial: Capacidad de comprensión.
Esta flor se necesita cuando la persona reacciona de una manera excesivamente crítica e intolerante, tiene poca comprensión con los demás y no es indulgente.
Posibilidades positivas de desarrollo: Adquirir mayor comprensión por los distintos tipos de conducta y ser más tolerante.
Aplicaciones: Tiende a ser intolerante y a criticar despiadadamente. Juzga sin sensibilidad ni comprensión. Arrincona. No soporta las ideas y costumbres diferentes a las suyas. Es arrogante.

Centaury: Centáurea
Centaurium umbellatum

“Personas calladas, tranquilas y dóciles que se desviven por servir a los demás, sobrestiman sus fuerzas en su ansia de agradar.
Su deseo crece de tal modo en ellos que se convierten más en esclavos que en ayudas voluntarias. Su afán de servicio les lleva a hacer más trabajo del que les corresponde, y al hacerlo así pueden descuidar su misión particular en esta vida.”

Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
La flor de la voluntad. Para quienes son amables y están ansiosos por agradar, pero cuya buena naturaleza es fácilmente dominada y explotada por quienes tienen personalidades más dominantes.
Características de personalidad: No puede decir no. Reacciona exageradamente a los deseos de los demás, buscando complacerlos. Sacrifica sus propias necesidades para quedar bien. Su predisposición a servir es explotada. Se presta al dominio y el abuso de otros. Su voluntad es débil.
Potencial: Fuerza de voluntad.
Esta flor se necesita cuando resulta difícil negarle algo a alguien; la propia voluntad es tan débil que la persona se deja explotar una y otra vez.
Posibilidades positivas de desarrollo: Aprender a reconocer mejor las propias necesidades y también a expresarlas.
Aplicaciones: No puede decir no. Reacciona exageradamente a los deseos de los demás, buscando complacerlos. Sacrifica sus propias necesidades para quedar bien. Su predisposición a servir es explotada. Se presta al dominio y el abuso de otros. Su voluntad es débil.

Cerato: Ceratostigma
Ceratostigma willmottiana

“Para aquellos que no tienen suficiente confianza en sí mismos para tomar sus propias decisiones. Están constantemente pidiendo consejo a los demás y frecuentemente resultan mal orientados.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
La flor de la intuición. Para quienes buscan la confirmación de los demás, no confiando en sus propias decisiones, juicio o intuición.
Características de personalidad: Busca la aprobación y el consejo de los demás, pues no confía en su juicio, intuición, ni en sus decisiones y opiniones. Sus convicciones no son firmes. Cambia fácilmente de opinión. Es indeciso.
Potencial: Confiar en la voz interior.
Esta flor se necesita cuando la persona desconfía de su capacidad de juicio y, en consecuencia, solicita constantemente el consejo de los demás; se deja aconsejar mal.
Posibilidades positivas de desarrollo: Aprender a percibir la propia intuición y a confiar en ella; la persona se forma una opinión propia y la define.
Aplicaciones: Busca la aprobación y el consejo de los demás, pues no confía en su juicio, intuición, ni en sus decisiones y opiniones. Sus convicciones no son firmes. Cambia fácilmente de opinión. Es indeciso.

Cherry plum: Cerasífera
Prunus cerasifera

“Miedo al descontrol mental, a que le abandone la razón, a hacer cosas temibles y horribles, indeseables y perjudiciales, pero que aun así se piensa en ellas y se siente uno impedido a realizarlas.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
La flor del desprendimiento. Para los pensamientos irracionales y el temor a perder la cabeza.
Características de personalidad: Miedo a perder el control de sus actos, a cometer acciones terribles y a enloquecer. Pensamientos irracionales persistentes. Arrebatos incontrolables.
Potencial: Abandono
Esta flor se necesita cuando resulta difícil el desprendimiento interior; la persona está sometida a una gran tensión y teme perder el control anímicamente.
Posibilidades positivas de desarrollo: Conseguir la relajación interior; mantener la calma en situaciones muy tensas.
Aplicaciones: Miedo a perder el control de sus actos, a cometer acciones terribles y a enloquecer. Pensamientos irracionales persistentes. Arrebatos incontrolables.

Chestnut bud: Brote de castaño
Aesculus hippocastanum

“Para los que no sacan todo el provecho de la observación y la experiencia, y a quienes cuesta más trabajo y tiempo que a otros aprender las lecciones de la vida cotidiana.
Mientras una experiencia puede bastarles a algunos, otros necesitan más, a veces varias, antes de aprender la lección.
Por eso, a pesar suyo, se ven cometiendo el mismo error en diferentes ocasiones, mientras que hubiera bastado una sola vez, cuando no una observación de otros, para haber podido evitar incluso ese primer error.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
La flor del aprendizaje. Para quienes cometen el mismo error una y otra vez, aprendiendo poco de la experiencia pasada.
Características de personalidad: Repite sus errores, porque no reflexiona sobre ellos ni aprende de sus experiencias. Reincide. No escarmienta.
Potencial: Asimilación constructiva de experiencias.
Esta flor se necesita cuando la persona se encuentra siempre con las mismas dificultades porque no es capaz de asimilar realmente sus experiencias.
Posibilidades positivas de desarrollo: Aprender a asimilar de modo consciente las expectativas cotidianas y a utilizarlas de forma constructiva.
Aplicaciones: Repite sus errores, porque no reflexiona sobre ellos ni aprende de sus experiencias. Reincide. No escarmienta.

Chicory: Achicoria

“Los que piensan mucho en las necesidades de los demás; tienden a cuidar con exceso a los niños, a sus familiares, amigos, y siempre encuentran algo que enmendar. Están continuamente corrigiendo lo que les parece mal y disfrutan haciéndolo. Quieren estar cerca de las personas que les preocupan.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicaciones: Sobreprotege a sus seres queridos y los domina mediante una manipulación excesiva. Considera saber más que sus dependientes. Tiene una personalidad posesiva y egoísta. Se inmiscuye en los asuntos de los demás continuamente. Espera la devoción de los que sobreprotege y cuando no la obtiene se siente víctima. Después los persigue, criticando.

Clematis: Clemátide

“Para los soñolientos, adormilados, nunca totalmente despiertos, sin gran interés por su vida tal cual está. Gente callada, no muy feliz en sus actuales circunstancias que piensan más en el futuro que en el presente, viviendo de esperanzas de tiempos mejores en los que se hagan realidad sus ideales. En la enfermedad, algunos se esfuerzan poco o nada por ponerse bien, y en algunos casos incluso desean la muerte, con la esperanza de encontrar a un ser querido al que han perdido.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicaciones: Soñador que evade la realidad. Su pensamiento. Difícilmente está en el aquí y el ahora. Distraído, presta poca atención a lo que sucede a su alrededor. Vive en un mundo de fantasía, como un mecanismo de escape a su infelicidad.

Crab Apple: Manzano Silvestre

“Es el remedio de la purificación.
Para quienes sienten como si hubiera en torno a ellos algo no muy limpio.
A veces es algo aparentemente poco importante, en otros casos puede haber una enfermedad más grave que suelen pasar por alto comparado con aquello en que se fijan.
En ambos tipos están ansiosos por verse libres de una cosa en particular que a ellos les parece mayor y tan esencial que hay que curarles de ella.
Se quedan muy abatidos si fracasa el tratamiento.
Este remedio, que limpia, purifica las heridas, si el paciente tiene razones para creer que le ha entrado algún veneno que hay que eliminar.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicaciones: Flor de la limpieza para quién tiene la sensación de estar sucio y ser impuro, baja autoestima y terror a contaminarse.

Elm: Olmo

“Para quienes hacen un buen trabajo, siguen la vocación de su vida y esperan hacer algo importante, y con frecuencia en bien de la humanidad.
En ocasiones pueden sufrir momentos de depresión cuando sienten que la tarea que han emprendido es demasiado difícil y sobrepasa el poder de un ser humano.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicaciones: Abrumado por sus responsabilidades. Piensa que no es capaz de cumplirlas.

Gentian: Genciana de campo

“Para aquellos que se desalientan fácilmente. Pueden progresar satisfactoriamente en la enfermedad o en los negocios de su vida cotidiana y luego ante el menor retraso u obstáculo en su progreso, dudan y se desaniman pronto.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Pesimismo. Depresión por causas conocidas. Escepticismo. Control débil ante la frustración.
Aplicaciones: Pesimismo. Depresión por causas conocidas. Escepticismo. Control débil ante la frustración.

Gorse: Aulaga

“Gran desesperanza, personas que han perdido toda fé en que se pueda hacer algo por ellas. Si se les convence, o por complacer a los demás pueden probar diferentes tratamientos y al mismo tiempo asegurar a todos que hay poca esperanza de mejoría.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicaciones: Desesperado. Sin ninguna esperanza. Siente que ya no tiene caso nada.

Heather: Brezo

“Para quienes están constantemente buscando la compañía de cualquiera, pues les resulta necesario discutir sus asuntos con los demás quienesquiera que sean. Son muy desgraciados si tienen que estar solos por un tiempo.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicaciones: Ensimismado. Centrado en sí mismo. Necesita público que lo escuche. Habla excesivamente, pero no escucha.

Holly: Acebo

“Para los que se ven frecuentemente atacados por pensamientos como la envidia, la venganza, la sospecha, o padecen distintas formas de vejación.
Por dentro pueden sufrir mucho, aun cuando no exista una causa real de su desdicha.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicaciones: Celos, desconfianza, envidia, odio y rencor. Carece de compasión. Para quienes necesitan amor.

Honeysuckle: Madreselva

“Para los que viven demasiado en el pasado quizá añorando una época de gran felicidad o a un amigo muerto o recordando ambiciones que no se hicieron realidad. No esperan felicidad como la que tuvieron.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicaciones: No vive el presente. Nostalgia. Añoranza del pasado y los buenos tiempos.

Hornbeam: Hojarazo

“Para aquellos que sienten que no tienen fuerzas suficientes, mentales o físicas, para llevar la carga de la vida sobre los hombros, los asuntos cotidianos les parecen demasiado, si bien suelen cumplir con su tarea de forma satisfactoria. Para quienes creen que una parte de la mente o del cuerpo necesita fortalecerse antes de que puedan hacer bien su trabajo.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicaciones: Agotamiento mental por hastío.

Impatiens: Impaciencia

“Para los que son de pensamiento rápido veloces en la acción y que quieren que todo se haga sin vacilación ni retrasos. Cuando se encuentran enfermos, están deseando curarse rápidamente. Les resulta muy difícil tener paciencia con las personas lentas, pues les parece un error y una pérdida de tiempo, y se esforzarán por hacer que esas personas sean más rápidas en todos los aspectos. Suele preferir trabajar y pensar solos, para poder hacer las cosas a su ritmo. “
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicaciones: Soledad de quien no puede estar acompañado porque marcha de prisa. Impaciencia. Irritabilidad.

Larch: Alerce

“Para quienes no se consideran tan aptos o tan capacitados como quienes le rodean, esperan el fracaso, sienten que nunca harán nada bien, y por eso no se arriesgan ni se esfuerzan por tener éxito.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Esta es la flor de Bach para la autoestima y para la confianza y seguridad en uno mismo.
Aplicaciones: Sentimiento de inferioridad. Espera fracasar.

Mimulus: Mímulo

“Miedo a las cosas del mundo, a la enfermedad, al dolor, a los accidentes, a la pobreza, a la oscuridad, a estar solo, a la desgracia, los temores de cada día. Personas que llevan sus miedos en silencio y en secreto, sin hablar de ello libremente con otros.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicaciones: Miedo a lo conocido. A situaciones concretas, definibles. Timidez.

Mustard: Mostaza

“Para quienes están expuestos a temporadas de melancolía, o incluso desesperación, como si les cubriese de sombras una negra nube fría que ocultase la luz de la alegría de vivir. Resulta difícil encontrar una razón o explicación para esos estados repentinos.
En estas condiciones es prácticamente imposible mostrarse feliz o alegre.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicación: Depresión y tristezas de causas desconocidas, que aparecen y desaparecen sin motivo.

Oak: Roble

“Para quienes se debaten y luchan denodadamente por su bienestar o las cosas de la vida cotidiana. Intentarán una cosa tras otra, aunque su caso parezca desesperado.
Seguirán luchando, pero descontentos de sí mismos en la enfermedad si ésta interfiere con sus deberes o les impide ayudar a los demás.
Son personas valientes, que se enfrentan a las grandes dificultades sin pérdida de esperanza o de esfuerzo.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicación: Luchar desesperadamente contra la corriente y sin descanso. Dedicación obsesiva al trabajo.

Olive: Olivo

“Quienes han sufrido mucho mental o físicamente y se encuentran exhaustos y tan agotados que sienten que les faltan fuerzas para hacer lo que sea. La vida cotidiana les supone un gran esfuerzo y no les proporciona ningún placer.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicación: Agotamiento total, físico y/o mental.

Pine: Pino

“Para quienes se culpan a sí mismos, incluso cuando algo les sale bien, piensan que podían haberlo hecho mejor, y nunca están satisfechos de sus esfuerzos o de sus resultados. Trabajan mucho y sufren demasiado con los errores que se atribuyen a sí mismos.
A veces, los errores fueron cometidos por terceros, pero ellos se sienten responsables también.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Esta es la flor de Bach para tratar la culpa de cualquier tipo. También trabaja la autocrítica exagerada.
Aplicación: Desesperación por sentimiento de culpa y autorreproche.

Red Chestnut: Castaño rojo

“Para quienes les resulta difícil no inquietarse por lo demás en exceso. Con frecuencia han dejado de preocuparse por sí mismos pero pueden sufrir mucho por las personas a las que aman, anticipando desventuras que pueden ocurrirles.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicación: Miedo a que les suceda algún daño a los seres queridos. Preocupación por ellos.

Rock rose: Heliantemo o Jarilla

“Es el remedio indicado para emergencias, accidentes, ataques o repentinas enfermedades.
Especialmente en casos desesperados o cuando el enfermo está muy asustado o aterrorizado, o si la condición es lo bastante grave como para causar inquietud a los allegados. Si el paciente no está consciente, se le pueden humedecer los labios con el remedio.
Quizá se necesiten también otros remedios además, como por ejemplo, si hay inconciencia —es decir, un estado de profunda somnolencia– clemátide, si hay tormento, agrimonía, etc.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicación: Pánico y terror paralizante. Estados de angustia agudos. Pesadillas.

Rock water: Agua de roca o de manantial

“Los que son muy estrictos en su forma de vida; se niegan a sí mismos muchas de las alegrías y placeres de la vida porque consideran que eso podría interferir con su trabajo.
Son maestros severos consigo mismos. Desean estar bien y fuertes y ser activos, y harán lo que crean conveniente para mantenerse así. Esperan ser ejemplos que atraigan a otros a seguir sus ideas y a lograr mejores resultados.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicación: Perfeccionismo. Severidad. Rigidez consigo mismo.

Scleranthus: Scleranthus

“Para aquellos que son incapaces de decidir entre dos cosas, inclinándose primero por una y luego por la otra. Suelen ser personas tranquilas, calladas que sobrellevan solas su dificultad, pues no se sienten inclinadas a dialogar.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicación: Indecisión entre dos extremos opuestos.

Star of Bethlehem: Leche de gallina

“Para los que están muy angustiados por circunstancias que produjeron un gran impacto negativo emocional.
El golpe de una noticia grave, la pérdida de un ser querido, el miedo que sigue a un accidente, etc.
Para quienes por un tiempo se niegan a aceptar el consuelo de allegados, este remedio les ayuda a sobreponerse.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicación: Secuelas de traumatismos físicos y mentales.

Sweet chestnut: Castaño dulce

“Para esos momentos que tienen algunas personas en los que es tan grande la angustia que les parece absolutamente insoportable.
Cuando la mente o el cuerpo se sienten al límite de sus fuerzas y ya no pueden más.
Cuando parece que ya sólo queda la destrucción y el aniquilamiento.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicación: Desesperación profunda. Sienten que han llegado al límite del sufrimiento.

Vervain: Verbena

“Los que tienen principios e ideas fijas, que están seguros de tener razón y que cambian rara vez.
Desean vehementemente convertir a sus opiniones a cuantos les rodean.
Tienen una gran fuerza de voluntad y mucho valor cuando están convencidos de las cosas que quieren enseñar.
En la enfermedad se debaten cuando otros ya lo habrían abandonado todo.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicación: Fanatismo. No comparte la carga. Fortaleza.

Vine: Vid

“Gente muy capaz, segura de su capacidad, con fé en el éxito.
Como tienen tanta seguridad, creen que sería bueno convencer a los demás de que hagan las cosas como ellos, pues están convencidos de tener razón. Incluso cuando están enfermos, dan instrucciones a quienes les cuidan. Pueden ser muy valiosos en caso de emergencia.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicación: Avidez por el poder. Dominador. “Pequeño tirano”.

Walnut: Nogal

“Para los que tienen ideales y ambiciones bien definidas en la vida los cumplen, pero en algunas ocasiones se ven tentados de apartarse de sus propias ideas, propósitos y trabajo, o por el entusiasmo, convicciones o sólidas opiniones de los demás. El remedio da constancia y protege ante influencias externas.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicación: Indecisión para iniciar etapas nuevas o manejar situaciones difíciles.

Water violet: Violeta de agua

“Para quienes, en la salud o en la enfermedad, les gusta estar solos. Gente muy callada. Que se desplazan sin hacer ruido, hablan poco y con voz suave. Muy independientes, capaces y seguros de sí. No suelen influirles las opiniones de los demás. Son reservados, se apartan de quienes los rodean, se mantienen distantes y siguen su propio camino. Con frecuencia inteligentes y con talento. Su paz y serenidad es una bendición para quienes los rodean.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicación: Soledad de los orgullosos. Distanciamiento por sentimiento de superioridad.

White chestnut: Castaño de indias

“Para quienes no pueden evitar pensamientos, ideas, argumentos que no desean que entren en sus mentes. Suele darse esta circunstancia en épocas en las que el interés del momento no es lo bastante intenso como para colmar la mente. Los pensamientos preocupantes se quedan ahí, o si se desechan por un momento, vuelven enseguida. Parecen dar vueltas y causar un tormento mental. La presencia de tales ideas acaba con la calma e interfiere con la capacidad de concentrarse solamente en el trabajo o en el placer del momento.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicación: Rumiación torturante de ideas. Diálogos internos.

Wild oat: Avena silvestre

“Los que tienen ambiciones para hacer algo importante en la vida, que desean adquirir mucha experiencia y disfrutar de todo lo que les sea posible, y vivir la vida intensamente. Su dificultad estriba en determinar qué ocupación han de seguir pues si bien sus ambiciones son fuertes, no tienen una vocación que les atraiga por encima de los demás. Esto puede producirles pérdidas de tiempo e insatisfacción.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicación: Falta de metas. Descontento e incertidumbre por desconocer la misión en la vida.

Wild rose: Rosa silvestre

“Para quienes, sin razón suficiente aparente se han resignado a cuanto ocurre y se limitan a pasar por la vida, tomándola como viene, sin esforzarse por mejorar las cosas y hallar contento. Se han rendido sin lamentarse a la lucha por la vida.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicación: Desinterés, apatía, resignación, capitulación. Falta de motivación.

Willow: Sauce

“Para quienes han sufrido una adversidad o una desgracia y les resulta difícil aceptarla sin quejas o resentimientos, pues juzgan la vida por el éxito que aporta.
Les parece que no se merecen un revés tan grande, que es injusto, y se vuelven amargados.
Suelen perder interés y mostrarse menos activos en las cosas de la vida que antes les gustaban.”
Dr. Edward Bach: Los doce sanadores y otros remedios.
Aplicación: Se siente víctima del destino. Resentimientos.

 

 

Los 7 grupos de Flores de Bach

 
El Dr. Bach clasificó a las flores en siete grupos, dependiendo de las aplicaciones de las flores. Esto nos permite entender mejor las aplicaciones de las flores, además de facilitarnos el diagnóstico del paciente.
Normalmente las personas tienen problemas en alguno de estos grupos, y solo es necesario identificar su problema específico dentro de ese grupo para saber qué flor debe de tomar.

Grupo 1.- Para tratar los temores

·    2 – Aspen
·    6 – Cherry Plum
·    20 – Mimulus
·    25 – Red Chestnut
·    26 – Rock Rose

Grupo 2.- Para tratar la incertidumbre

·    5 – Cerato
·    12 – Gentian
·    13 – Gorse
·    17 – Hornbeam
·    28 – Scleranthus
·    36 – Wild Oat

Grupo 3.- Para tratar el desinterés en lo actual

·    7 – Chesnut Bud
·    9 – Clematis
·    16 – Honeysuckle
·    21 – Mustard
·    23 – Olive
·    35 – White Chestnut
·    37 – Wild Rose

Grupo 4.- Para tratar las manifestaciones de la soledad

·    14 – Heather
·    18 – Impatiens
·    34 – Water Violet

Grupo 5.- Para tratar la susceptibilidad a las influencias y opiniones de los demás

·    1 – Agrimony
·    4 – Centaury
·    15 – Holly
·    33 – Walnut

Grupo 6.- Para tratar la desesperación y el abatimiento

·    10 – Crab Apple
·    11 – Elm
·    19 – Larch
·    22 – Oak    ·    24 – Pine
·    29 – Star Of Bethlehem
·    30 – Sweet Chestnut
·    38 – Willow

Grupo 7.- Para tratar a aquellos que sufren por los demás

·    3 – Beech
·    8 – Chicory
·    27 – Rock Water
·    31 – Vervain
·    32 – Vine

 

Aplicaciones de las Flores de Bach para problemas mentales y emocionales

 
Las aplicaciones de las Flores de Bach para problemas emocionales son numerosas. He aquí una pequeña muestra de sus posibles usos:
·    Adicciones
·    Agotamiento físico o mental
·    Alcoholismo
·    Ansiedad
·    Aprendizaje
·    Autoestima baja
·    Celos
·    Depresión
·    Desesperación
·    Desinterés
·    Exámenes
·    Insomnio
·    Miedos
·    Nerviosismo
·    Obsesiones
·    Preocupación
·    Sexualidad
·    Sociabilización pobre
·    Soledad
·    Stress
·    Timidez
·    Trastorno de Déficit de Atención
·    Trastornos en la alimentación
·    Traumas
·    Vivir en el pasado

 

Aplicaciones de las Flores de Bach para enfermedades físicas

 
Son numerosas las enfermedades físicas que pueden tratarse con las Flores de Bach. Sin embargo, el cambio se ve más rápidamente en enfermedades susceptibles a aparecer o agravarse debido a problemas emocionales. No por eso deben de descartarse las Flores de Bach para el tratamiento de enfermedades crónicas y degenerativas.
La enfermedad puede su origen en varios factores:
·    Alimentación
·    Estado emocional
·    Estado mental
·    Exposición a factores patógenos como radiaciones nocivas, contaminación ambiental, gérmenes, toxinas, etc.
·    Otros factores relacionados al estilo de vida, como calidad de sueño
Las emociones, pensamientos o actitudes de una persona crean una propensión a ciertas enfermedades. Por ejemplo, el miedo tiende a dañar los riñones, la ira al hígado, y el estrés a todo el cuerpo.
Al usar las Flores de Bach,  eliminamos la propensión del cuerpo a sufrir enfermedades, y ayudamos al cuerpo a combatir la enfermedad por si mismo.
 

Ejemplos de enfermedades físicas tratables con flores de Bach

 
Algunas enfermedades y condiciones que se pueden tratar con las Flores de Bach son:
·    Alergias – Crab Apple
·    Asma – Agrimony
·    Acné – Crab Apple
·    Dermatitis  – Crab Apple y Holly
·    Diarrea de tipo emocional – Rescue Remedy
·    Embarazo – (véase la página Flores de Bach para el embarazo)
·    Gastritis – Oak
·    Mareos – Schleranthus
·    Menopausia – Holly
·    Problemas en la menstruación

¿Basta con las flores de Bach?

 
Debe de tomarse en cuenta que las Flores ayudan al cuerpo a curarse, resolviendo el aspecto emocional que causa o propicia la enfermedad, y atacando la raíz del problema. Pero si la enfermedad ya se ha presentado, no es suficiente con resolver el aspecto emocional. Es importante tratar el origen, pero el problema emocional quizás tardó semanas, meses o hasta años en causar un daño físico al cuerpo. Entonces es de esperarse que el cuerpo necesitaría también mucho tiempo para regresar al estado de salud original, y si ya está dañado por la enfermedad física quizás no tenga la energía suficiente para ello.
 
Es por eso que en el caso de enfermedades físicas el tratamiento debe de apoyarse con una terapia para atacar directamente al problema físico. Algunas terapias que recomendamos son:
 
·    Acupuntura, Auriculoterapia o Electropuntura
·    Magnetoterapia
·    Radiónica
·    Terapia Neural
·    Masaje
·    Reiki

 

Flores de Bach para mujeres

 
Las mujeres padecen algunos problemas exclusivos de su género. Para esos problemas también existen Flores de Bach específicas.
Este tipo de situaciones en la mayoría de los casos tiene relación con la mujer que más influencia tuvo en nuestra vida: nuestra propia madre. Ella es la que define en mayor grado la feminidad propia de cada mujer.
Entonces es importante explorar la relación con la madre, y de ser necesario dar terapia floral. Puede ser necesario dar flores para el perdón, para romper con el pasado, etc.
Por ejemplo, con la pérdida, ausencia o abandono de la madre, la carencia de afecto materno, una pobre imagen materna, una madre de apariencia o actitud muy masculina, una madre muy rígida e inflexible, una madre débil y sumisa, etc.
También se debe de explorar el tema de la sexualidad, si hubo algún abuso, si hay rechazo hacia los hombres, si hubo una madre promiscua o infiel, si hay grabaciones mentales negativas hacia el sexo o la maternidad, etc.
En caso de haber sufrido un trauma en relación con algún aspecto femenino, también se puede dar Rescue Remedy.
Un excelente libro que trata a detalle todos estos temas y muchos más (como las mujeres solas, las mujeres en el trabajo, los exámenes médicos, la viudez, la actitud ante la muerte, los embarazos no deseados, los abortos, enfermedades de transmisión sexual, etc.) es Los Remedios Florales del Dr. Bach para Mujeres (eficaces terapias para los trastornos femeninos), de Judy Howard.
 
Algunas aplicaciones de las Flores de Bach para mujeres son:
 
·    Pubertad
   o    Crab Apple si algo no les gusta de sí mismas.
   o    Heather si están obsesionadas con ellas mismas.
   o    Chicory para el deseo a ser el centro de atención.
 
·    Tensión premenstrual y Problemas de menstruación
   o    Walnut para adaptarse a los cambios.
   o    Beech para la intolerancia.
   o    Cherry Plum para los pensamientos irracionales y la pérdida del control.
   o    Crab Apple para los granos en la cara y la hinchazón, si se siente sucia.
   o    Holly para los celos, envidia, odio, deseo de venganza, etc.
   o    Hornbeam si no se tienen ganas de hacer nada.
   o    Impatiens si hay irritabilidad.
   o    Mustard si hay depresión.
   o    Willow para el resentimiento.
·    Infertilidad
   o    Aspen para la angustia y ansiedad.
   o    Impatiens para la impaciencia.
   o    White chestnut para la preocupación rumiante.
   o    Gentian para el desencanto y la falta de ánimo.
 
·    Problemas sexuales
   o    Hornbeam y Olive para el agotamiento y la falta de energía.
   o    Wild Rose para renovar el interés y la motivación.
   o    Crab Apple para la sensación de que el sexo es sucio.
   o    Agrimony para los que dan la apariencia de que todo está bien.
   o    Rock Water para quienes son muy rígidos e inflexibles.
   o    Holly para despertar el amor.
 
·    Menopausia
   o    Walnut para los cambios mentales, emocionales, corporales y de estilo de vida.

Flores de Bach para el embarazo

 
El embarazo puede ser una de las etapas de mayores cambios emocionales para una mujer. A menudo estas emociones son difíciles de manejar, y llegan sin previo aviso. Las Flores de Bach son una herramienta muy útil para lidiar con estas emociones. Existen Flores de Bach específicas para estas distintas emociones.
Walnut es una flor que debe usarse para todo el embarazo, pues sirve para prepararse para los cambios emocionales, físicos y de estilo de vida que va a pasar la mujer embarazada.
En la mayoría de las mujeres aparece el cansancio, en ocasiones durante todo el embarazo, pero especialmente durante el primer trimestre y en las últimas semanas. Se pueden usar Olive y Hornbeam para la falta de energía.
Es también muy común la preocupación por los cambios en el cuerpo, por no ser atractiva hacia la pareja y a “sentirse fea”. Para esto se puede usar Crab Apple.
 
La impaciencia por conocer al bebé lo más pronto posible o de pasar por el parto puede tratarse con Impatiens.
Los cambios de humor durante el embarazo se pueden tratar con Scleranthus.
Es recomendable que las embarazadas estén en compañía de otras mujeres, especialmente quienes ya tuvieron hijos, para compartir vivencias, aprender a cuidar a los bebés y tener consejo experimentado. Sin embargo, a veces las madres cuentan historias terroríficas acerca del dolor del parto, de lo mucho que duró, o de las cicatrices de la cesárea o episiotomía. Una embarazada puede angustiarse y crear una predisposición a estas situaciones que no necesariamente son las que vaya a vivir. Para protegerse de estas opiniones y creencias equivocadas es importante tomar Walnut.
 
El miedo es otra emoción común durante el embarazo. Puede haber miedo a no ser una buena madre, a no sentirse capaz de cuidar a un bebé, a que su pareja los abandone, a que el bebé esté creciendo sano, a estar preparada para los cambios, a tener suficiente dinero o estabilidad financiera, etc. En la última etapa del embarazo, también es frecuente el miedo al parto. Para cada uno de estos factores pueden usarse las flores de Bach correspondientes.
Si hay rechazo hacia el bebé, se puede usar Chicory (para el egoísmo), Crab Apple, Holly (para despertar el amor), Pine (para la culpa), Sweet Chestnut (para la desesperación), Walnut, Willow (para el resentimiento), entre otras. Además se debe de analizar la relación con su propia madre y con las mujeres en su vida, como se describe en la página Flores de Bach para mujeres.
 
Las Flores de Bach son perfectamente seguras de usarse en el embarazo. No contiene ningún químico, solo la energía de las flores. Aunque tienen un poco de alcohol, la cantidad es insignificante desde el punto de vista nutricional. En cada toma de Flores de Bach una persona consuma entre una gota y media gota de brandy. Pero si lo desea, puede pedir su preparado de flores sin brandy.
Algunas aplicaciones de las Flores de Bach para el embarazo son:
 
·    Embarazo
   o    Aspen para la angustia y los miedos indefinidos.
Cherry Plum si se siente que se está perdiendo el control.
   o    Crab Apple si hay desagrado por los cambios en el cuerpo que ya no pudiera ser tan bonito como quisiera que fuera antes.
   o    Elm por si se duda a ser una buena mamá en el futuro, al estar abrumado por la responsabilidad.
   o    Hornbeam y Olive para la falta de energía.
   o    Impatiens para la impaciencia.
   o    Mimulus para los miedos definidos: al parto, a que el bebé esté sano, a las complicaciones en el embarazo y parto, a ser una buena mamá en el futuro, etc.
   o    Mustard para la depresión.
   o    Olive para el cansancio.
   o    Red Chestnut: para la preocupación.
   o    Sclerantus: Para las náuseas y los cambios de humor.
   o    Vervain: Para la tensión física.
   o    Walnut para los cambios mentales, emocionales, corporales y de estilo de vida.
   o    Wild Rose: Si existiesen problemas en el embarazo.
   o    White Chestnut para la preocupación.
 
·    Parto
   o    Rescue Remedy es lo óptimo. Se puede combinar con Hornbeam y Olive para dar energía durante el trabajo de parto, además de Walnut para el cambio.
 
·    Lactancia y postparto
   o    Star of Bethlehem para el shock del parto y la nueva maternidad.
   o    Mustard para la depresión.
   o    Hornbeam y Olive para la falta de energía.
   o    Gentian para la falta de ánimo.
   o    Walnut para los cambios mentales, emocionales, corporales y de estilo de vida.
   o    Crema de Rescue Remedy, Rescue Remedy y Crab Apple si hubo cirugía.
   o    Crema de Rescue Remedy para la lactancia.
   o    Para el bebé es recomendable el Rescue Remedy para el shock del nacimiento y Walnut para aceptar el cambio a la nueva vida.
Un excelente libro que trata a detalle los temas del embarazo y muchos más para mujeres (como las mujeres solas, las mujeres en el trabajo, los exámenes médicos, la pubertad, la menstruación, la viudez, la actitud ante la muerte, los embarazos no deseados, los abortos, enfermedades de transmisión sexual, etc.) es Los Remedios Florales del Dr. Bach para mujeres (eficaces terapias para los trastornos femeninos), de Judy Howard.

Flores de Bach para bebés y niños

 
Las Flores de Bach son totalmente seguras para los bebés y los niños. Constituyen una alternativa ideal para resolver problemas emocionales, especialmente por que no existen muchas alternativas para los problemas cotidianos que sufren los bebés y los niños.
 
Algunas aplicaciones de las Flores de Bach para bebés y niños son:
·    Recién nacidos
·    Problemas para dormir
·    Pesadillas
·    Mojar la cama
·    Miedos
·    Aprendizaje
·    Exámenes
·    Hiperactividad
·    Berrinches y rabietas
·    Timidez
·    Padres divorciados o fallecidos
·    Pubertad

Aplicaciones en animales de las Flores de Bach

 
Los animales también tienen emociones y experiencias, que determinan su comportamiento y personalidad. Con las Flores de Bach podemos tratar las experiencias negativas que hayan sufrido, y las emociones desagradables que estén padeciendo.

 

¿Que animales pueden tomar las Flores de Bach?

 
Los animales responden a la energía contenida en las flores de igual forma que los humanos. Pueden resolver sus problemas emocionales de forma sencilla, simplemente tomando las Flores de Bach.
Algunos ejemplos de animales que pueden tomar las Flores de Bach son:
·    Mascotas
   o    Perros
   o    Gatos
   o    Aves
   o    Animales exóticos
·    Animales de granja
   o    Caballos
   o    Vacas
   o    Gallinas, patos, guajolotes, gansos  y aves de corral
·    Animales de trabajo
   o    Caballos
   o    Perros
   o    Toros
·    Animales en cautiverio (en un zoológico o refugio, por ejemplo)

¿Como administrar las Flores de Bach en animales?

 
Simplemente se deben de agregar Flores de Bach al agua que toman los animales. Con 7 gotas en un tazón de agua es suficiente.
El remedio de rescate es el más usado para tratar los problemas en los animales, pero también se puede diagnosticar específicamente el problema y dar las flores que le corresponden.

¿En qué casos se deben de dar las Flores de Bach?

 
1.    Siempre que se observe que el animal tiene un problema emocional reflejado en un comportamiento indeseable.
2.    Como apoyo para alguna enfermedad física
Al igual que los bebés, los animales no pueden comunicarnos sus sensaciones y sentimientos tan claro como un humano adulto. Es por eso que primero hay que estar seguros que el animal no tenga alguna enfermedad física que esté causando el comportamiento indeseable. Si se encuentra que hay una enfermedad física, simplemente hay que dar remedio de rescate.
Si uno piensa que el problema es simplemente emocional, debe de dar las Flores de Bach que corresponden específicamente a ese problema.

Aplicaciones

 
·    Depresión, apatía o desinterés
·    Adaptación a un nuevo ambiente o estilo de vida
·    Después de un trauma o shock, ya sea físico o emocional
·    Después de un accidente
·    Al separarlos de su madre, hijo, amigo o pareja
·    Al separarlos de un amigo o compañero, humano o de otra especie
·    Al separarlos de sus amos
·    Durante alguna enfermedad
·    Después de estar sometidos a algún tipo de abuso por mucho tiempo

Flores de Bach para plantas

 
Las plantas también tienen sentimientos. Es bien conocido que las plantas a las que se les canta, se les acaricia y se les pone música crecen más y mejor que las plantas a las que se les grita o maltrata.
Cuando las plantas están enfermas, muchas veces el origen de su problema es emocional, y por lo tanto hay que tratarlas con Flores de Bach.
Las Flores de Bach pueden usarse en plantas de maceta, en jardines o en sembradíos.
 
Algunas aplicaciones de las Flores en plantas son:
 
·    Para aspectos físicos:
   o    Hongos y plagas de insectos: Crab Apple.
   o    Ramas u hojas rotas: Star of Bethelehem o Rescue Remedy.
   o    Falta de vitalidad: Olive
   o    Falta de resistencia: Hornbeam
   o    Después de florear, cuando la planta entrega su energía a los flores y frutos: Olive
·    Para aspectos emocionales:
   o    Flores pequeñas o escasas.
   o    Resequedad.
   o    Caída de las hojas.
   o    Apariencia triste: Willow.
·    Para la adaptación a los cambios: Walnut principalmente, con Star of Bethlehem si fue traumático el cambio, y con Olive y Hornbeam si las plantas necesitan fuerza.
   o    Después de moverlas de una habitación a otra.
   o    Después de una mudanza.
   o    Después de podarlas.
   o    Después de un trasplante: También Wild Rose.
·    En épocas de mucho frío, calor, humedad, lluvia, resequedad, viento, y otros cambios climáticos: Rescue Remedy, Walnut, Olive y Hornbeam.
·    Para los olmos que dan peras: Wild Oat y Elm.

¿Qué Flores de Bach debo de darle a las plantas?

 
En general el tratamiento para las enfermedades de las plantas se hace con Rescue Remedy (Remedio de Rescate).
Para los aspectos emocionales, hay que identificar cual es el problema y dar flores que le correspondan.
Para la adaptación a los cambios, además del Remedio de Rescate, es aconsejable agregar Walnut.
Después de podar las plantas, o después de que se les han roto ramas u hojas, es importante usar Star of bethlehem (Estrella de Belén), que sirve para los traumas o shocks.
El Dr. Julian Barnard recomendó la combinación de Hornbeam, Olive y Vine. Hornbeam otorga resistencia. Olive da vitalidad. Vine ayuda a romper la semilla y a la a aparición de nuevos brotes.

¿Cómo debo de dar las flores?

 
Simplemente se administran las Flores de Bach en el agua de riego de las plantas.
Se agregan 5 gotas de cada remedio a una cubeta de agua potable, o 10 gotas si es Rescue Remedy (Remedio de Rescate).
También recomendamos que el agua esté ionizada con campos magnéticos.
Esta agua también se puede rociar con spray a las hojas, especialmente si tienen hongos o plagas.
 
 
MAS INFORMACIÓN;
 
MANDALAS PARA COLOREAR DE CADA FLOR;
 
OBRAS DE EDWARD BACH;
 
 
DIFERENTES TEST DE AUTODIAGNÓSTICO;
 
1º  Pincha Aquí

2º  Pincha Aquí

 
 
OTROS ESCRITOS;
 
 
 
APUNTES DE TERAPIA FLORAL;  Pincha Aquí
TIPOLOGÍA Y FLORES DE BACH; Pincha Aquí
 

Como Benefician las flores a los niños pdf

Un comentario en “Flores de Bach

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s