El ronroneo de los gatos y sus efectos terapéuticos

 

20140129-165454.jpg
El ronronear de los gatos despierta en nuestra psiquis mecanismos que tranquilizan nuestro cuerpo, haciendo que nuestra presión disminuya, que nos relajemos o que durmamos profundamente. Descubrimos algunos secretos que permiten a nuestros amigos felinos tener siete vidas

20140129-165337.jpg

Jean-Yves Gauchet, un veterinario de Toulouse, Francia, inventor de la “ronron thérapie”, explica que el ronroneo tranquiliza y actúa como un medicamento sin efectos secundarios. Las vibraciones sonoras que emiten los felinos tienen un efecto certero sobre el estrés, el insomnio o la ansiedad, algo muy parecido a lo que ocurre con la música. Las terminaciones nerviosas de nuestra piel son receptores idóneos de la terapia ondulatoria (con frecuencias bajas entre los 20 y 50 hertz) que nos ofrecen estos ágiles animalitos, similar al ultrasonido usado por kinesiólogos y ortopedistas.

Electricidad y Frecuencias cerebrales

20140129-170321.jpg
La amígdala hipocampo, ubicada en nuestro cerebro, es estimulada por el ronroneo produciendo serotonina: un neurotransmisor del sistema nervioso central que se cree tiene relación con la ira, la agresión, la temperatura del cuerpo, el sueño y el humor. Esta hormona cuando es producida por medios naturales produce un profundo bienestar que facilita que nuestro organismo encuentre un ritmo más calmo y se recupere por medio de la relajación.

Ligado a la psicoterapia del inconsciente de la escuela de Karl Jung, por medio de los sueños resolvemos conflictos de nuestra psiquis consciente. La amígdala hipocampo también está en estrecha relación con nuestros miedos irracionales, y el ronroneo de los gatos estimula un coraje sutil que nos permite, al menos en sueños, enfrentar nuestros más temibles fantasmas. Este pequeño campo de batalla controlado que despiertan los ronroneos es la puerta grande para resolver problemas más estructurales.

20140129-170256.jpg

Un spa atendido por gatos

20140129-170231.jpg
En diferentes puntos de Asia, y sobre todo en Japón, surgieron los bares de gatos en donde sus clientes asisten para relajarse, jugar con uno de estos hermosos felinos y tomar alguna bebida espirituosa o una sabrosa infusión. Esta pequeño espacio funciona como una usina en donde los ronroneos se multiplican y la realidad se expande (por unos intensos y placenteros minutos), la imaginación se enriquece y nuestro cuerpo queda satisfecho de serotonina y bienestar.

20140129-170202.jpg
“Sólo sé que no sé nada”

20140129-170113.jpg
Tenemos conocimiento de la relación entre gatos y humanos desde la antigua civilización egipcia, que sabía sobre los efectos terapéuticos del ronroneo. Éste es usado por los gatos como modo de comunicación desde que tienen apenas 48 horas de vida. A partir de allí el ronroneo cumple varias funciones. No obstante, para nosotros, el modo en que se produce este sonido de baja frecuencia es un misterio, a pesar de algunas investigaciones hechas. Hay algo entre la laringe y el diafragma del gato que empuja el aire por la vías respiratorias, pero el modo en que esto ocurre sigue siendo algo tan difícil de asir como nuestro propio inconsciente.

20140129-170138.jpg

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s