Impresionante fotografía del ADN

Impresionante fotografía del ADN.

 

 


La doble hélice del ADN ha sido fotografiada por primera vez, a través de un microscopio electrónico, gracias a una técnica inventada por un grupo de investigadores del departamento de Nanoestructuras y Nanoquímica del Instituto Italiano de Tecnología (ITT), con sede en Génova, en colaboración con la Universidad de la Magna Grecia, de Catanzaro, en la costa calabresa.

El método desarrollado por el equipo (coordinado por Enzo di Fabrizio) permite desplegar filamentos de ADN, en su estructura completa de doble hélice, sin dañarlos, sobre una particular superficie de silicio y, desde ahí, conseguir su imagen con un microscopio electrónico de transmisión. El estudio directo de moléculas singulares (o de pequeñas cantidades de moléculas), es importante para comprender ciertos mecanismos biológicos.

La técnica permitirá ver de qué manera interaccionan con el ADN las proteínas, el ARN y otras biomoléculas

La técnica desarrollada por el ITT permitirá ver de qué manera interaccionan con el ADN las proteínas, el ARN y otras biomoléculas. Todo el experimento requiere un procedimiento muy complejo que comienza ‘encerrando’ los filamentos de ADN en una gota de solución. Luego, esa gota se coloca sobre el dispositivo de silicio que, gracias a unas microcolumnas, la sostendrá en su forma correcta, dejando intacto el filamento de ADN en su interior. Inmediatamente se procede a la evaporación lenta de la solución, mientras se activa el microscopio. Durante esa evaporación, los movimientos de convección internos en la gota estiran los filamentos de ADN y los sitúan sobre las microcolumnas.

Una vez terminada la evaporación, el filamento de ADN queda suspendido sobre el microvacío y listo para ser irradiado por los haces de electrones del microscopio. El experimento se ha realizado con filamentos de seis moléculas agrupadas en torno a una séptima que funcionaba como un núcleo.

Un paisaje (agujeros y torres) en una gota de agua

El dispositivo creado por los investigadores del ITT está constituido por una superficie de silicio sobre la que se alzan unas microcolumnas distribuidas regular y alternativamente junto a unos agujeros. Las microcolumnas confieren al dispositivo la característica de superhidrofobia, y los agujeros permiten a los electrones que atraviesan el campo llegar al microscopio sin interaccionar con la superficie de silicio.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s